Seguidores

jueves, 18 de septiembre de 2014

Una obra maestra: El décimo juez

Hola muchachos, muchísimas gracias por todo el apoyo que me han dado con mi entrada anterior, de verdad me quedé estupefacta al ver tantos comentarios, de verdad GRACIAS. Hoy les traigo la reseña de un libro que terminé hoy mismo, y que de verdad cuando empecé a leerlo no esperé que me gustara tanto como lo hizo. Lo leí en diez días, eso es un record con los libros en físico que no son saga para mí, jeje.

Sinopsis: Ben Addison acaba de convertirse en el nuevo pasante de uno de los jueces más respetados del Tribunal Supremo de Estados Unidos. Ben es joven, inteligente, perfeccionista, concienzudo hasta el exceso, pero también ingenuo. Y dicha ingenuidad lo convierte en cómplice involuntario de un tráfico de información privilegiada que amenaza con arruinarle la vida. Horrorizado, acude a su compañera de trabajo, Lisa, y a sus amigos de la infancia, con los que comparte piso. Entre todos urden un plan para atrapar al chantajista, pero tras repetidos e inesperados fracasos, Ben llega a la conclusión de que tiene que haber un judas entre ellos. Comienza así una dura batalla de alianzas cambiantes y de despiadados engaños que no sólo pone en peligro la carrera profesional de los amigos sino que está a punto de costarles la vida.
  
  El décimo juez es una novela apasionante, inteligente y llena de suspense que se sitúa en la línea de los mejores thrillers de John Grisham.


Bien chicos, empezaré con esto. Primero  que todo, debo decir que deben saber que este libro es del año 1999, pero en realidad no lo parece... lo único que podría delatar al libro es la falta de teléfonos celulares, pero en realidad se vuelve insignificante y totalmente innecesaria. 

Esta novela, sinceramente atrapa desde un comienzo. La forma de escribir del autor, es muy ligera. Es una lectura que no se hace nada pesada, y tiene algo que la hace hermosa, practicamente, no tiene partes aburridas. Nunca hay un momento en el que dices "ay, que aburrido". 

Comenzaré a hablar de los personajes, pero antes, les diré algo, a mí personalmente siempre me gusta ponerle un rostro a los personajes de los libros que leo, así se reproduce todo como una película en mi cabeza, lo que lo hace genial. Aquí les diré la cara que yo les puse a los personajes, para que se vayan haciendo una idea.

Bien, Ben Addison: Nuestro protagonista, él es un nuevo pasante en el Tribunal Supremo, y creo que su máximo problema es que siempre está en busca de la aprobación de todo el mundo, y en el camino se lleva varios tropezones... sin embargo, él me encanta, es un personaje muy real. Es un poco impulsivo y radical, eso es lo que no me gusta mucho de él... siempre es blanco o negro, pero se olvida totalmente que el gris existe, personalmente en mi cabeza, el era representado por Zac Efron.

Lisa: Ella también me fascina (se darán cuenta que TODOS los personajes de verdad me fascinaron), pero la pregunta es, ¿por qué? Porque simplemente, no es la típica mujer estúpida que uno suele ver en los libros. Que es indefensa, algo boba, que se sorprende por cualquier cosa, y de la que TODOS están enamorados. Por suerte Lisa no es nada como eso. Ella es ruda. Sabe lo que quiere. Defiende a los que quiere, eso sí. No le gusta a todo el mundo por su misma forma de ser (al principio del libro un personaje piensa que ella es lesbiana por lo mismo). Me recuerda un poquito a Rose Hathaway de Vampire Academy, pero me atrevo a decir que ella es más ruda aun, lo  que la hace ofialmente mi personaje literario femenino favorito; en mi mente ella era representada por Taylor Swift.

Nathan: Uno de los tres mejores amigos de Ben, con los cuales él vive. Nathan me agrada, no tanto como otros personajes, pero sí me gusta. Él me parece que es una persona muy competitiva, y perfeccionista. Se parece un poco a Ben, y por eso creo que se llevan tan bien... se parecen en las cosas exactas, pero ellos tienen una amistad algo competitiva. Al principio del libro pensé que él era gay jeje, y que acabaría confesandole su amor a Ben, pero no sabía cuan equivocada estaba; en mi cabeza él era Cameron Monaghan.

Ober: El personaje que más amé durante todo el libro, trabaja en el Senado atendiendo llamadas. Lo toman por idiota algunas veces, y tal vez lo sea, simplemente porque suele usar más su corazón que su cabeza. Ober es imposible de odiar. Me sacó unas cuantas risas a lo largo del libro, y algunas lágrimas también. Voy a extrañarlo a él especialmente. En mi cabeza él era Jeremy Sumpter.

Eric: El último de los amigos de Ben. Es periodista, lo cual hace que en realidad no aparezca tanto en
Brad Meltzer (Autor)
el libro como los anteriormente mencionados, pero a pesar de que no aparece mucho, juega un papel importantísimo en el libro. Yo lo veía como Ezra Miller.

Por último, pero uno de los más importantes: Rick Fagen: nuestro antagonista. Es uno de los malos que más me ha gustado, porque es uno de los que más he odiado. Creo que es uno de los pocos "malos" que le han pegado a una mujer sin poderes sobrenaturales en un libro (y que ésta no sea la protagonista principal). Me cansé de desearle la muerte mientras leía, lo cual es una muy buena señal. Era todo un Gabriel Mann.

Quiero decirles algo, si están buscando leer un libro en el cual el final sea perfecto y feliz, NO LEAN ESTO. Es una obra excepcional, y como muchas de estas, el final no es bueno. No digo que sea un final aburrido, o triste, pero es un final bastante real, ya que es muy agridulce. Es un final en el que el bien juega un papel importante, pero también el mal. Cada acción tiene su consecuencia. Este final no es nada dulce, por lo que hace que el libro se parezca aun más a la realidad.

Aquí acaba la reseña. Espero que les haya gustado. Cualquier cosa que opinen, dejenlo en los comentarios, eso me ayuda a realizar mejores reseñas cada vez. Les recomiendo este libro un 100%, es genial, y con mucha razón un best seller. No conseguí un link de descarga, pero si tienen la oportunidad de comprar el libro, no la dejen pasar.

Hasta la proxima bloggers <3

1 comentario:

  1. No lo conocía y aunque no es de mi estilo, la verdad
    es que pinta bien.
    Te sigo y te invito a que te pases por mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Dime lo que pensaste